Blogia
economiafacil

MERCADO

MERCADO

 

 

EL TAMAÑO DEL MERCADO
“EL TAMAÑO SI IMPORTA”

Quizás uno de los motivos que el mercado financiero se haya roto ha sido su tamaño, según Galileo, ningún sistema natural o artificial, puede crecer indefinidamente. El maestro Aristóteles, estaba de acuerdo con esta teoría, cuando en su libro “la política” haciendo referencia al tamaño de las organizaciones y las ciudades, manifestaba:

…..Existe una medida para todos los seres, animales, plantas e instrumentos, pues ninguno de ellos conservara su propia capacidad si es demasiado pequeño o extremadamente grande, así pues una nave de un palmo no será en absoluto una nave, ni tampoco lo será una de dos estadios pues ambas por pequeñez o por exceso estarán privadas de navegar “


Leyendo a estos dos grandes maestros, me asalta una idea, quizás el mercado financiero ha crecido de forma desorbitada, desvirtuándose las funciones para la que fueron creados, perdiendo su esencia natural y cayendo por su propio peso.


El propio mercado, no atendiendo a las leyes naturales, ha crecido de forma tan descomunal, que ha terminado convirtiéndose en “otra cosa”, (yo no se en que), y ha terminado por expulsar al hombre del mismo.

La estrategia adoptada en los últimos años, de crecer primero y distribuir después, el supuesto impacto hacia abajo, (trickle-down effect) ha sido un rotundo fracaso, hemos conseguido hacer crecer las hojas del árbol de la economía, en tanta cantidad (dinero) que la estructura troncal del árbol ha sido debilitada, no pudiendo alimentar tantas ramas y hojas, acabando por secar las raíces y cayéndose todo el follaje por su peso.

Deberíamos haber establecido unas bases para distribuir primero crecer después, ( que distribuir, a quien distribuir, como distribuir etc…), deberíamos haber tenido claro que el principio de la economía, establece que….” Esta estudia la distribución mas o menos equitativa de unos recursos escaso, de forma que sean capaces de crear nuevos bienes y servicios” . Dicho esto, y como bien expone Manfred Max-Neef, ( Economista y músico chileno, Premio Nóbel Alternativo en 1983 en el Parlamento de Suecia ), no se trataba de hacer un pastel mayor que el que existía y redistribuirlo en función de las partes que el sistema económico había asignado a cada sector. Se trataba de redistribuir el pastel existente, que ya era lo suficientemente grande, de forma mas justa.


Muchas son la reflexiones, que deberemos hacer a partir de ahora, si queremos “refundar” el sistema económico mundial. Pero sin lugar a duda, deberemos atender con especial atención al tamaño, este deberá ser el justo, aumentando solo en las proporciones que su esencia le permita, si no, volverá a dejar de ser un mercado o un sistema, y volverá a devorar todo aquello que se le ponga al paso. No debemos volver a permitir que el “ árbol de la economía” de más fruto que el que su tronco sea capaz de alimentar, pues esos frutos volverán a debilitar la estructura del árbol y terminara secándolo. Mantengamos el tamaño justo de las cosas, curiosamente, el mundo animal, expulsa del interior de sus grupos, lo que excede del tamaño natural, el ser humano es el único animal, que ha perdido la habilidad natural de mantener dentro de los grupos las dimensiones naturales.

Quizás, el hombre, no esta preparado para un mercado globalizado, quizás lo natural sean mercados de tamaño justo y proporcionales que interactúen unos con otros, donde no existan diferencias tan marcadas en cuanto al tamaño. Quizás el hombre debería expulsar de sus sistema, aquellos mercados, que por su descomunal diferencia con la media, hace peligrar el resto del sistema, no permitiendo su normal funcionamiento. Lo grande en economia, corre el riesgo de covertirse en Monopolio o cuanto menos en Oligopolio

Quizás, un mercado globalizado, es como la nave de Aristóteles, tan grande, que solo es eso grande, pero no es capaz de navegar.

Si el Capitán del Titánic, no hubiese sobrestimado su nave y no hubiese pensado que era invulnerable ( mantenía que el Titánic era “insumergible” ), tal vez el Titánica hubiese pasado a la historia por lo que debía ser, una nave y no un gigante ataúd en el mar.

Una hormiga, si crece hasta alcanzar el tamaño de un elefante, simplemente deja de ser una hormiga y solo le queda la posibilidad de intentar ser elefante. Pero queda claro, que lo que sea sera otra cosa diferente de lo que fue.



En los grupos sociales (y la economía, es un elemento de diferenciador en el grupo social de los humanos) EL TAMAÑO SI IMPORTA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres